Freddie Mercury, "El Rey de Queen", 28 años de su muerte.

Freddie Mercury, "Rey de Queen"





 

Se cumplen 18 años de su fallecimiento

Habían pasado apenas 24 horas desde que el mundo se sacudió con la noticia de que 'el Rey de Queen' padecía una de las más temidas enfermedades, cuando la muerte lo alcanzó. Una vez más, como cada una de las veces que cantó, la tierra tembló por él, por su voz -que se apagaba- y su contribución a la música.

Freddie, nacido bajo el nombre de Farrokh Bommi Bulsara, vio la luz por vez primera el 5 de septiembre de 1946, en la isla de Zanzíbar, Tanzania.

Con apenas 12 años, Freddie dio el primer paso en la construcción de su leyenda, cuando al lado de Derrick Branche, Bruce Murray, Farang Iraní y Victory Rena, formó el grupo The Hectics, que amenizaba bailes y fiestas escolares.

Seis años después, el joven músico se estableció en Isleworth, Inglaterra; ahí comenzó su formación como diseñador y artista plástico en el Colegio de Arte Ealing, donde conoció a Tim Staffell, quien lo involucró con la que terminaría siendo su banda, los Smile, integrada por Tim, Brian May y Roger Taylor.

Fue por esta época, cuando Freddie comenzó a experimentar en la composición, y formó un grupo con el mismo Staffell, Nigel Foster y Chris Smith, quienes se impresionaron con la capacidad de Mercury para mezclar ritmos en una sola canción, y con su impresionante voz.

En el verano de 1969, se integró a la banda londinense The Ibex, formada por Mike Bersin, John Tupp Taylor, Mick Miffer Smith y Geoff Higgins, con quienes actuó por primera vez en agosto de ese año, en el Queen Park de Bolton.


No obstante el entusiasmo de Mercury, la banda se desintegró en octubre siguiente. Apenas unas semanas después, el destino tocó en la puerta de Freddie, cuando la banda Sour Milk Sea publicó un anuncio en el periódico Melody Maker, solicitando vocalista.

Así, al lado de Chris Chesney, Paul Milne, Jeremy Rubber y Rob Tyrell, Freddie desarrolló su sello personal: una combinación de actitudes teatrales, operísticas y musicales que llevó a su máxima expresión en Queen, y que le valieron el reconocimiento del público, la crítica y el gremio artístico.

A principios de 1970, Sour Milk se disolvió, dejando a Freddie en medio de uno de los periodos más prolíficos de su composición. Casi al mismo tiempo, los Smile sufrieron la pérdida de su cantante principal, Tim Staffell, quien propuso a Mercury para ocupar su sitio, sin imaginar que ese sería el inicio de una leyenda musical: Queen.

Aprovechando sus conocimientos y habilidades artísticas, Freddie diseñó el logo de la banda, usando como inspiración los signos zodiacales de los miembros: dos leones, por Roger Waters y John Deacon (último en integrarse al grupo, en 1971); un cangrejo, por Brian May, y dos hadas, por él mismo.





 

Ocho años después, Queen era considerado uno de los grupos más influyentes y exitosos, por lo que su líder fue invitado a participar en una función especial del Royal Ballet, en la que interpretó Bohemian Rhapsody y Crazy Little Thing Called Love, acompañado por la orquesta filarmónica de Londres.

Para 1983, los demás integrantes de Queen decidieron tomar un descanso de las giras, lo que permitió que Freddie realizara uno de sus proyectos más anhelados: la grabación de un álbum en solitario, cuyo primer sencillo, Love Kills (compuesto para la película Metrópolis) fue lanzado en septiembre de 1984.

Fue por esa misma época, cuando el músico se enamoró de la ópera y eligió a la soprano española Monserrat Caballé como musa. Para ella, a quien consideró "la voz más bella del mundo", escribió la canción Barcelona, que se estrenó en 1987 en el Convent Garden londinense, y que en 1992 se convirtió en el himno de los Juegos Olímpicos realizados en esa ciudad.

En 1986, Queen realizó su última gira, el Magic Tour, que recorrió Europa por dos meses, y que significó la despedida de Mercury de los escenarios, al lado de sus compañeros. El 4 de abril del año siguiente, Freddie dijo adiós definitivo al público en el Dominion Theatre, en el que cantó como parte del musical de caridad, Time.

Tras esto, Freddie se recluyó en su casa de Londres, donde siguió escribiendo, en espera del lanzamiento de un nuevo disco. Ahí, en 1989, recibió la noticia de que había dado positivo en los exámenes de Sida.

Tras esto, Mercury abrió una nueva fase de composición, en la que el sufrimiento, la búsqueda de sí mismo, la lucha de cada día por sobrevivir, la fe y la determinación, tuvieron un papel importante.

Consciente de que moriría pronto, Freddie se esforzó cada día por continuar ofreciendo un espectáculo de calidad, pese a que sabía que cada interpretación mermaba su salud. Debilitado por el uso de antiretrovirales, analgésicos y morfina (a la que era alérgico, pero aun así seguía utilizando), grabó algunas composiciones para Queen... una de ellas, la última, The show must go on (El show debe continuar), se convirtió en un himno de fortaleza para los enfermos, especialmente después de que se supo que su grabación se tomó tres semanas, pues cada nota alta hacía sangrar la garganta del cantante, lo que retrasaba el proceso.

El 23 de noviembre de 1991, un año después de su última aparición en público -en los Brit Awards-, Freddie estremeció al mundo una vez más, como cada vez que su voz surcó el espacio, al hacer el anuncio de su enfermedad.

Apenas 24 horas después, la mañana del 24, luego de una larga y lenta agonía, su voz se apagó para siempre a causa de una bronconeumonía, en su casa de Garden Lodge, Londres.

Cuando se conoció la noticia, fanáticos de todo el mundo se movilizaron para llorar la muerte de 'El Rey de Queen'; no obstante, siguiendo su última voluntad, pronto iniciaron una campaña de concienciación sobre la enfermedad, que entonces padecían 10 millones de personas que hoy, han muerto.









Aquí les dejo como pilón un homenaje que hicieron los entrañables Muppets de la canción Bohemian Rhapsody del grupo Queen para conmemorar el aniversario luctuoso de Freddie.



Fuente: OEM, sección espectáculos.

Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Archivo

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲