Los superdeportivos más raros y exóticos.


Todo el mundo quiere fabricar "súpercoches". Deportivos que triunfen por su diseño, su motor o su tecnología. Pero la verdad es que muchos se quedan por el camino. Es el caso del Aston Martin Bulldog o del Cizeta V16. Hay algunas excepciones, como Koenigsegg y Pagani, que demostraron que se podía hacer un buen coche de la nada. Pero solo son la excepción que confirma la regla. A continuación te mostramos los superdeportivos más raros, que no llegaron a triunfar. Igual conoces alguno, pero estamos seguro de que de la gran mayoría ni siquiera habrás oído hablar. ¡No te lo pierdas!

Aston Martin Bulldog



Aston Martin diseñó este modelo futurista llamado Bulldog en 1979. A pesar de tener las puertas con forma de alas de gaviota (aunque poco tiene que ver con el Lambordghini), un arranque de doble turbo V8 y 700 CV, el modelo no triunfó.




Barabus TKR



No debe confundirse con la empresa alemana Brabus Tuning, famosa por sus conversiones de Mercedes. Este modelo construido en Manchester fue una presentación sorpresa en el Salón de Londres de 2006. Su carrocería y su chasis estaban hechos de fibra de carbono, tenía 1005 CV y podía alcanzar los 434 km/h (270 mph) y acelerar de 0 a 100 km/h (0-60 mph) en 1,7 segundos.



 
Jaguar XJR 15
 
 

 
Al mismo tiempo que Jaguar se embarcaba en el desastroso proyecto del XJ220, también creaba otro superdeportivo, el XJR-15. El XJ220 prometía tener un V12, pero apareció un doble turbo V6. Por su parte, el XJR-15 una dotación completa de una docena de botellas, y 450 CV para alcanzar los 307 km/h (191 mph).


 
Lotec C-1000
 
 

 
Con toda una serie de coches de lujo que estaban en el mercado en la década de 1990, un jeque del petróleo decidió que tenía que poseer algo que nadie más hubiera tenido antes, por lo que encargó a Mercedes un "supercoche". La empresa alemana se lo encargó a su vez al especialista en "supercoches", Lotec. El C1000 fue el resultado.


 
Maserati Chubasco
 

 
Cuando se descubrió el Maserati Chubasco en una conferencia de prensa en diciembre de 1990, se anunció que ésta iba a ser la nueva cara de Maserati. Tenía un turbo de origen de 3,2 litros V8, y un motor de 430 CV.


 
Schuppan 962CR
 
 

 
Fue otro de los "supercoches" que apareció en un mal momento. Salió a la luz en 1991. El ex piloto Vern Schuppan planeaba poner en la calle una versión icónica de Porsche 962. Y este fue el resultado.


 
Spectre R42
 
 

 
GT Developments era conocida por sus bellas recreaciones de Ford GT40, así que cuando lanzó el R42 fue bien acogido. Sin embargo, solo pudo producir un modelo prototipo antes de quebrar y fue vendida junto con el proyecto a la compañía estadounidense Spectre.


 
Tatra MTX-4 RS
 
 

 
Fue mostrado por primera vez en diciembre de 1990, justo antes de que la economía mundial entrase en crisis. El Tatra MTX-4 RS fue diseñado para ser el primer superdeportivo checoslovaco. Tatra emprendía un nuevo camino después de la caída del Telón de Acero, con la pretensión de no hacer más de 100 de estos coches al año.


 
TVR Speed 12
 
 

 
Fue mostrado como un proyecto en la Feria del Motor de Birmingham de 1996. Estaba destinado a convertirse en el coche de carretera más rápido del mundo gracias a un motor de 7,7 litros V12 con 880 CV. Originalmente fue concebido como un coche de carreras que podría adaptarse para la carretera. El proyecto recibió el nombre de la "Speed 12" en 1998.


 
VW W12
 
 

 
Cuando Volkswagen dio a conocer su concepto de 5.6 litros V12 en la feria del motor de Tokio de 1997, se alegó que el coche se empezaría a producir si la reacción era favorable. Cuando todo el mundo deliraba al respecto, Volskwagen respondió con una edición WIH roadster, en la demostración de motor de Ginebra de 1998. Este modelo cuenta con 600 CV y alcanza los 349 km/h (217 mph).


 
Cizeta V16
 
 

 
Si los "supercoches" tienen extremos, éste debe estar en uno de ellos. Cuenta con un disparatado motor de 5995cc 16-cilindros, ¡montado transversalmente!. No es de extrañar que fuese tan grande, ya que tenía ocho cilindros en toda su circunferencia. Con 560 CV a 8000 RPM, el ruido era impresionante, gracias a sus 64 válvulas.


 
Laraki Fulgura
 
 

 
La próxima vez que te preguntes qué nombre tiene un coche marroquí, acuérdate del Laraki Fulgura. El problema de este modelo es que cayó en el olvido. Fue mostrado por primera vez en la feria del motor de Ginebra de 2002, y fue completamente rediseñado cada año hasta que finalmente se abandonó el proyecto en 2005.


Fuente: http://motor.es.msn.com/

Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Archivo

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲