A comer Ajo; los beneficios para nuestras salud.


Como el día de hoy iré a una Quinceañera no voy a poder postear nada, ni siquiera la recomendación acostumbrada de los domingos, aunque así de bote pronto les recomiendo "Carrie" la original XD, luego haré la review.

Bueno, de todas formas les traigo un dato que me encontré vagando por el sitio lacoctelera.net. En ésta página habla de los beneficios de consumír ajos crudos de manera diaria como una forma muy efectiva de proteger su cuerpo contra un sinnúmero de enfermedades. Yo sólo conocía el hecho de que el ajo nos daba estamina, pero leyendo el artículo encontraremos muchos usos que a alguno de ustedes les puede resultar de utilidad. Pues no hay más. Les dejo abajo el link del la página donde lo saque para que puedan leer los comentarios y dudas que ponen algunos usuarios que ya lo han usado, lo pongo porque yo no tengo idea de nada, sólo sirvo de vínculo porque considero relevante el hecho que algo tan común y de uso cotidiano pueda ser tan benefico para nuestra salud.

Así que a dejar la idea de que el ajo sólo funciona contra los vampiros y a consumirlo, ya que a lo único que auyentarán con esto será a sus novias por el aliento. ¡Jajajajaja!



El Ajo y sus beneficios (¡A comerrrrr ajo!)

¡¡Si quiere vivir muchos años, coma un diente de ajo crudo cada día!!


Los beneficios del ajo son algo que se transmite de generación en generación. Se han hecho muchos estudios científicos, pero lo que más recuerdo son los de la abuela y el abuelo. Cada uno tenía su punto de vista. La abuela decía “jamás debe faltar los ajos en la cocina”, no solo por el sabor que da a las comidas, también por las vitaminas que contienen, especialmente porque mata los parásitos intestinales, y ¡corre a las brujas! (eso decía mi abuelita). Y mi abuelo, cada vez que salíamos de paseo al campo, lo primero que metía a su bolso eran unos dientes de ajo, y cuán sabia era su decisión. Muchas veces en el transcurso de mi vida curó mis heridas, picaduras de bichos, y gracias a ese diente de ajo, puedo decir que los mosquitos (zancudos, yo les decía zanculitos, de cariño) no me dejaron cicatrices.

Los inconvenientes son muy pocos. Es de difícil digestión, por tal motivo debe adecuarse su consumo en personas que sufren gastritis, y los que son de coagulación lenta, que sangran y demoran en cerrar las heridas, no deben consumirlo crudo, pues es anticoagulante. Lo otro es el olor fuerte y los gases que produce (pufff). Esto se evita muy fácil, coma media manzana o mastique unas hojas de perejil y listo (ya puede dar un rico beso).

Lo bueno es que sus beneficios son mayores, por lo que se le considera el "antibiótico natural" por excelencia.

Las personas con riesgo de infarto de miocardio, angina de pecho, tensión arterial alta, concentraciones de colesterol en sangre elevadas, antecedentes de embolias, trombosis, nada mejor que ingerir ajo crudo con regularidad. Es suficiente con tomar medio o un diente crudo al día (acompañando a otros alimentos como ensaladas, carne asada, verduras) durante 3 semanas, repitiendo este ciclo cada tres o cuatro meses al año.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el ajo representa un gran almacén de vitaminas A, B y C y colabora de forma decisiva en el buen estado de la piel, una mejor defensa frente a las infecciones y un mayor equilibrio para el estado de los nervios. Algunos investigadores también asocian al ajo efectos beneficiosos contra la impotencia. (Ojo) Hay que recordar que muchos casos de impotencia se deben a una mala circulación de la sangre que dificulta su llegada al pene y en consecuencia a la erección. En estos casos se aconseja tomar durante 15 días seguidos un diente de ajo crudo al día. Este ciclo de 15 días se debe repetir cada dos o tres meses.


El consumo habitual (un diente de ajo crudo cada dos días es la frecuencia aconsejable) ayuda a reducir el azúcar que sobra en la sangre, con lo cual las personas diabéticas necesitan utilizar menores cantidades de fármacos hipoglucemiantes e incluso de insulina. Sobre la piel la utilidad del ajo para evitar las heridas es más que notable. Para proteger la zona lesionada basta con añadirle 1-2 gotas de ajo previamente triturado o machacado, aunque también puede utilizarse en forma de emplasto: se machaca un diente de ajo sobre un algodón, gasa o un retazo de tela, y luego se aplica directamente sobre la herida, renovando el emplasto dos veces al día (mañana y noche).

Comer un diente de ajo al día mejora la salud del corazón...(males de amores, no) Ingerido regularmente el ajo también reduce el nivel de colesterol y la tensión arterial, y combate las infecciones bacterianas, víricas y fúngicas, gracias a sus virtudes antibióticas. ¡Lástima que su desulfuro de alilo sólo se elimine a través del aliento! (no olviden la manzana o el perejil). Al elegir los ajos buscaremos los que lleven una etiqueta “ECOLÓGICOS”, ya que su cultivo está exento de materias nocivas (infórmese) los que pesan más, tanteando los dientes que estén firmes, tersos y sin vacíos.

Una lista para recordar:

1.Mata los parásitos intestinales
2.Problemas de piel, sarna, granos, picaduras de insectos
3.Enfermedades respiratorias: tos, garganta irritada, asma, anginas
4.Contra las várices
5.Reumatismo
6.Nervios
7.Insomnio
8.Mal de ojo y mal de aire
9.Problemas del corazón
10.Anemia
11.Presión arterial alta
12.Fiebre
13.Espanta las brujas malas (ji ji ji)

¡¡Después una salsa de chimichurri!!

Ajos crudos picaditos, perejil, orégano, vinagre, cebolla en trocitos chiquitos, aceite de oliva, sal, pimienta…o ají, deja reposar, y… ummmmm ¡¡que rico, cubra la carne, pollo o con pan!! Provecho.

Y de postre… banana con miel de abejita.


Fuente y comentarios:  Aquí

Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Archivo

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲