Nuevo Metroid "Another M" secuela directa del Super Metroid, video


Nunca he negado sentir una verdadera fascinaciòn por los sistemas de Nintendo, tanto en su versiòn consola de sobremesa como en las portatiles, pero mas que nada por sus juegos. Sin duda hay una saga que se escapa de todas las demàs como mi favorita y para los que conozcan un poco el blog ya sabràn cual es. La que es considerada por mi la joya de la corona de Nintendo en cuanto a juegos de calidad. Si, The Legend of Zelda es para mi la mejor saga de la que la compañia de Kyoto dispone y cuyos juegos siempre son esperados por legiones de fans que esperan con ansias cada nuevo capìtulo para degustarlo y las razones ya las di en este post anterior.

Sin duda un clàsico, pero hay una saga dentro de la misma compañìa con las mismas credenciales para ser considerada como la màs emblemàtica dentro del universo lùdico en el que nos desenvolvemos, una saga con la misma mìstica, con el encanto ùnico suficiente para mantener quizà no el mismo nùmero de fans que el antes mencionado, pero siempre en cada uno de sus capìtulos juegos de calidad innegable y que han dejado una huella profunda en todos aquellos que hemos sido capaces de apreciar su unicidad. La saga Metroid es hoy en dìa una de las màs importantes y no tengo dudas en, solamente considerando su importancia y la calidad que la rodea, elevarla como la tercera saga màs laureada para la Gran N.

Habrà quienes coincidan y otros que no, yo mismo habìa colocado a Pokemon en ese peldaño, pero mas que nada fue por los ingresos econòmicos que esas pequeñas criaturas le significaron a la empresa en momentos de verdadero apuro. Porque si hay personajes que deben de pelear por estar en ese podium serìan sin duda, Samus Aran, Donkey Kong y tambièn la pequeña bola rosada, Kirby. Pero para gusto persona la cazarecompensas, se eleva y mucho por encima de todos estos, sin demeritar para nada su calidad. Mi primer juego que disfrute fue Kirby en el ladrillo, como se le solìa conocer al grosso Game Boy el segundo juego fuè Mario, en us modalidad "Land", el tercero "Gargoyle`s Quest" un verdadero monstruo :`) ¡Ahhhh! Algùn dia le dedicarè unas lineas a tan genial producciòn de Capcom.

Dentro de esos juegos iniciales hubo uno que me sorprendiò por su gran calidad, con el detalle y el celo con que fue creado y por tener una historia que no vislumbraba con claridad en aquellos instantes, pero con un desarrollo inovador en el que la exploraciòn era la pricipal caracteristica de la aventura me atrapò. Todo era correcto, enemigos variados (por mutaciones, porque en realidad en ese juego solo se buscaba extinguir una sola raza, los metroids), un mundo inmenso y repito, un personaje mas que carismàtico una especie de cyborg luchando sin pausa, era genial, no podias explicar la empatìa que llegabas a sentir por un personaje que nunca interactuaba contigo y que de hecho ni el rostro nos podìa mostrar, pero el juego tenìa algo, nos hacìa sentir como nuestra la melancolìa, la angustia y hasta el temor de vagar por un mundo solitario solo acompañado de enemigos. Pero la sorpresa mas grande estaba en su final.


Hubo dos cosas que me sorprendieron, lo primero sin duda que despuès de una extenuante aventura (no tenia mapa para lo gigantesco que era) llegas a una batalla final con uno de los jefes mas dificiles que he llegado a enfrentar. Diran lo que quieran, pero cerca si me llevè como unos 25 minutos peleando con "Queen Metroid" y es que no le agarraba el truco mas que estar saltando y disparando sin fin. Pero despuès de terminar con mis dedos totalmente molidos y poder vencer al jefe final me llevo la sorpresa de que aùn quedaba un metroid, pero que era bebè ya que nace ante mis ojos. Se encariña con el personaje ya que es lo primero que ve al nacer y sigue a nuestro protagonista en la huida. Eso me extraño un poco, pero le diò un aire de emotividad a una aventura tan disfrutable, pero pesada. Y la sorpresa mas grande que me llevè fue descubrir que al final el personaje que habiamos acompañado en su recorrido, el que habia sido puesto en un planeta a combatir a una orda de monstruos era una mujer. Pues si, Samus Aran ya habia sido presentada en el juego de NES como chico, pero en el final no habia dudas era una de las primeras heroinas de los videojuegos y si me lo permiten decir, de las màs espectaculares y destacadas, porque el mundo en el que ella se desempeñba estaba plagado de angustias, miedos, pero sobretodo soledad. Asi entendì un poco mi empatìa y gusto por èsta chica virtual.

Mi primera aventura en la saga Metroid, pero no la mas placentera, esa estaba esperandome en el que para algunos es considerado el mejor juego de la saga y por algunos pocos tambièn como el mejor videojuego de la historia, el Super Metroid de Super Nintendo. Vaya juego, en verdad que si el primero derrochaba tristeza y soledad este ùltimo la exponenciaba ayudado de una ambientaciòn y una atmòsfera realmente deprimente (Maridia), nunca olvidarè el mismo pròlogo o introducciòn, enigmàtica y misteriosa. Aunque ya conocìa algo del desarrollo por haber jugado el Metroid II, ya conocia al bebè metroid salvado por Samus, pero los enemigos del juego eran nuevos, al menos para mi, ya que la totalidad de piratas especiales habian hecho apariciòn en el primer Metroid de NES. Un mundo igual inmenso y con una sola heroina para enfrentarlo. Enemigos gigantescos y entrañables como Kraid y Ridley hacian una reapariciòn mas que espectacular. Si en el Metroid II me sorprendiò la "Spider Ball" aqui habia mas sorpresas como las Speed boots y el Grapple Beam. Pero sin duda lo que mas llamaba la atenciòn fue ese diseño perfecto de mapeado, una aventura genialmente planeada mezclando con maestrìa la exploraciòn con momentos de acciòn ùnicos, un crecimiento de las habilidades de nuestra heroina destacado y una banda sonora simplemente espectacular. Mucho juego estaba antes nuestras manos, pero sin duda lo mejor estaba reservado para el final, uno de los mejores que he tenido oportunidad de ver en toda mi historia videojueguil.

Asiento que ya todo lector ha tenido oportunidad de jugar este capìtulo asi que les habrà quedado claro lo que sucede en ese mìtico desenlace, el bebè metroid que habia sido secuestrado por uno de los jefes de los piratas espaciales Ridley y llevado al planeta Zebes, escapa y comienza a alimentarse de la ùnica forma que conoce, absorviendo la energia vital de sus victimas. Asi es que en la antesala de la batalla con la lider de los piratas, Mother Brain, Samus tiene un encuentro con un super metroid que se ha alimentado de muchos seres vivos para adquirir tal tamaño, al ver a nuestra heroina tambien decide atacarla y comienza a drenar su energia hasta que cerca de la muerte el metroid reconoce a quien habia considerado como su madre, si este gigante era el bebe metroid que Samus habia salvado de la extinciòn en Metroid II, extinciòn que habìa llevado a cabo ella misma por lo peligrosos que eran. El bebè la reconoce, y le hace sonidos de cordialidad o verguenza y decide irse.

Es despues, dejandonos casi moribundos que da inicio el acabose, Samus enfrenta a Mother Brain solo para descubrir que es incapaz de derrotarla por contar con un arma letal, el Hyper Beam que deja a la cazarrecompensas casi derrotada. Es en ese instante que el jefe final decide ultimar a nuestra heroìna, que hace su apariciòn el bebè metroid para proteger a quien èl cree su madre y decide drenar la energia del enemigo, le absorbe energia solo para despues dejarla tendida y disponerse a entregarsela a Samus, en ese intervalo en que el metroid alimentando a quien cree su madre, Mother Brain se recupera y ataca al pequeño metroid que esta inmovil en lo que dura el proceso de recuperaciòn. Asi con cada ataque el metroid va perdiendo el color verdoso y ya cuando termina de entregar energia se dispone a retirarse, pero en el ùltimo segundo decide regresar para atacar A Mother Brain una vez màs. Es imposible, el jefe destruye con un ataque al pequeño metroid ante los ojos de Samus y los restos de aquella explosiòn caen sobre la heroìna entregandole el Hyper Beam que habia absorbido del jefe final. Despues de esto lo demàs es historia. Uno de los finales mas emotivos y cumbre de una aventura que se venia tejiendo desde los 8 bits de la NES daban con este capìtulo su final.



Hablo de esto solamente, no por demeritar la saga Prime que fue espectacular y brillante dando una frescura increible a la saga, o el Fussion y Zero Mission que fueron unos juegos super destacables, màs bien lo hago porque el Another M es una continuaciòn directa de Super Metroid y eso me excita a creer que serà el que a mi juicio le quite el mote de mejor juego de la saga. Veremos si la mancuerna de Nintendo, Team Ninja Y D-Rockets consiguen el èxito. Habrà que esperar, por lo pronto les dejo el video del comercial americano para que se den una idea de lo que este juego a estrenarse este mes nos depara.



Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲