En busca de mi felicidad.

Siempre he pensado que el que un individuo realice su labor diaria con gusto y pasiòn puede encerrar en ello la felicidad y bajo este criterio muchos podemos regirnos. Desde mi punto de vista la persona enfrenta esas rutinas con un rostro distinto, con una actitud mas relajada sin por ello dejar de ser aplicados en su desempeño. Realizarte en un ambiente de trabajo agradable que va de acuerdo a nuestro tipo de temperamento nos ayuda y nos da la pauta para rendir en el sitio donde pasaremos la mayor parte del dia. Conseguir algo asi nos hace pensar en lo que sucederà en el dia siguiente, aquellos pendientes que pudieron posponerse y tambièn en las cosas nuevas por realizar, salir al terminar el dia, quizà agotados completamente y aùn asi satifechos de haber hecho lo mejor de nuestra parte y pensando con agrado en el dia de mañana.

Suena tan simple que desde eso punto de vista vea yo la felicidad, mas creo que es èsta una premisa que se aplica en todos los aspectos de la vida. Cuando seas capaz de encontrarte con una persona agradable y que en cierta forma te complementa, que hace nacer lo mejor de ti en un afan de ser afin, que te muestras sin caretas y que aun asi no te ruborizas por la verguenza, que el momento es efimero cuando lo pasas a su lado y nada mas importa en ese instante, si sientes que nada mas importa si tan solo eres capaz de verla reìr, hablar, hasta el mas diminuto gesto se te hace atractivo y hasta la mas minima tonterìa resulta encantador, entonces no lo dudes es la persona que puede ser tu otra mitad para alcanzar tu felicidad. 

Cuando llevas una vida solitaria imaginas que todo es ganancia, en ocasiones somos capaces de entregar lo mejor de nosotros a la primera persona que se cruza por nuestro sendero, brindamos lo mejor de nuestra alma con el ùnico afàn de ser aceptados y la triste realidad es que la mayorìa de las veces nos equivocaremos. Te aseguro que aquellos que pueden cantar con regocijo haber encontrado al trozo de su felicidad faltante son muy pocos, a la gran mayorìa nos espera un mundo peregrinando, andando desgastando nuestro corazòn de una mala experiencia a otra, hacièndonos preguntar si somos merecedores a ello o simplemente si es posible. Pero te aseguro que alla afuera està ese ser que te amarà con defectos arraigados en lo mas profundo y los verà como parte de tì, con virtudes que se te haràn poco, pero que para aquella persona resultaràn estimulantes y de un valor preciado, bellas y ùnicas que te volveràn el ser mas especial ante sus ojos, simplemente verà en ti la persona que igual la hace sentir plena. Mas no hay que engañarnos tampoco, encontrar esa felicidad es casi una utopìa.

¿Què te hace encontrarla? Podemos decir que un corazòn sensible y noble, pero despuès son los que mas resultan lastimados por las vicisitudes de otros, puede ser una vida de excesos que te permite conocer a un sinnùmero de personas y que en una de ellas puede encerrarse el bello tesoro que buscas. Puede ser tambièn que creas que no hay que buscarla, que ese ser valioso llegarà un dia a tocarte a la puerta y que solo necesitas esperarlo para que arribe tu felicidad. Creo que la mejor manera es un equilibrio de todo, es ser cordial, es ser rebuscado en nuestras amistades, es ser selectivo y tambièn en tener la paciencia, porque jamàs nos olvidaremos, sea la edad que sea de amar, porque es algo inhato en nuestra naturaleza. Asi que no te dejes sorprender con aquel que te habla bonito, no te dejes seducir por esa persona que le brilla la sonrisa, nunca entregues lo mejor de ti a un ser que te ofrece comodidades ni mucho menos da tu corazòn y cuerpo a ese que parece tu ùltimo escape, tu ùltima apuesta para encontrar en èl ese tesoro que se llama felicidad, porque te aseguro que es conformismo y tarde o temprano terminaras recriminandote. 

Vive la vida de la mejor manera, andando en un ambiente que te gusta y disfrutas, que no se vuelve obligaciòn, vive tu vida con esa persona que te encierra todo en un solo ser, que tiene el carisma de hacerte reir, que tiene la sensibilidad de hacerte llorar, que tiene la paciencia de hacerte hablar y que tiene la inteligencia para hacerte escuchar. Si no la tienes buscala, seguro que alli està y no siempre es el que deseas, pero ve mas allà de las caretas y se que la descubriras, vale la pena el intento, porque creeme que estar con alguien a quien pareces ya no soportar se vuelve un martirio y un sufrimiento que puede que te acompañe por el resto de tu vida y que al final de tus dias, al preguntarte como fue tu camino notaràs con tristeza que fue solo pesar.

Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲