Rescate de mineros chilenos en mina de San Josè, video

A las 2 de la tarde del 5 de Agosto, en la mina San Josè en la regiòn de Atacama al norte de Chile, se vivieron uno de los momentos mas trascendentes de dicha naciòn, la mina en la que se encontraban laborando 33 hombres sufriò un derrumbe, la noticia de inmediato recorriò el mundo, la tragedia hizo que millones de personas se conmovieran, pero eventos como estos son tan comunes, se dan en cada parte del mundo y solo son noticias que aunque suene egoista se vuelven efimeras, pues la realidad es que aparecerà el dia de mañana una noticia igual de tràgica.


Mas sin embargo, estos 33 mineros tenian algo que contar, algo mucho mas grande y mas impactante, serìa 33 hombres que marcarian una huella en la historia del planeta, su experiencia, que parecìa afimera o algo comùn tomò un tinte tal que conmiviò al mundo el dia en que el presidente de la repùblica chilena diò un mensaje que ahora se ha vuelto inmortal, una simple frase recorriò el mundo con una ralidad totalmente opuesta e hizo que para aquel que la escuchò ocurriera algo especial en su corazòn: "Estamos bien los 33 en el refugio" una frase llena de esperanza y de cierta dosis de misticismo, algo milagroso ocurrìa y daba esa sensaciòn en todos los rincones del orbe.



No solo era el hecho de que una historia tan tràgica en un inicio recibiera un cambio tan notable, sino tambien que nada podìa compararse al hecho de todos ellos estuvieran sanos, en una profesiòn con miles de escenas tràgicas, con hombres que a diario enfrentan con temple distinto uno de los mayores temores del ser humano, quedar enterrado vivo. El minero es asi, su vida es muy intensa y tambièn muy riesgosa, una escena triste me viene a la mente al recordar a estos hombres entrando al elevador, quiza no con miedo en sus ojos, pero si con una angustia cuando lentamente se encierran a las entrañas de la tierra. El minero es distinto, estos riesgos los hacen sentir especiales, los hace sentir cohesiòn y uniòn ineditas y sobretodo los hace afrontar una tragedia como esta con orgullo y dignidad. El orgullo minero que va mas allà de generaciones.


Esta tragedia cimbrò al mundo, era el renacer de 33 personas, que al momento de imaginar su muerte pudo ser anecdòtico, pero su milagrosa vuelta a la vida fuè algo que en lo personal me motivò y lo convirtiò en el drama humano mas impactante de la historia. Un grupo de hombres que estaban en la profundidad de una mina a 700 metros de profunfidad, que no solo eran capaces de mostrar signos de vida, sino que en contarparte se les decia que el rescate no serìa ràpido. Imaginemos las emociones, los temores, pero mas que nada la angustia y estres acumulados a partir del momento de la euforia inicial. Era una escena que recordaba escenas terribles, En nuestro caso la muerte de mineros en Pasta de Conchos, terremotos en Haiti y recordar el ocurrido en Cd de Mèxico, recordar la escena de el equipo de Rugby en el accidente en los Andes que daba esperanza. Pero estos hombres estaban hechos de un material distinto, no neguemos que independientemente de que se muestren felices en camaras los estragos son indudables, depresiones son obvias e inevitables. Pero aun asi le daban una lecciòn de vida a millones. Se organizaron en medio de miedos y temores, se clasificaron por sus caracteristicas y aparecieron verdaderos lideres.


Es una historia de triunfo que necesitaba nuestro mundo, en especial America Latina, un paìs como Chile que ha demostrado ser un verdadero ejemplo para la regiòn. Hablo de Pasta de Conchos por lo contrastante que fue la experiencia comparada con este ejemplo, muerte de 63 mineros en una mina de carbòn, unas estancias de gobierno inutiles en todos sus ambitos, autoridades que se peleaban en lugar de unirse ante una tragedia y que jamas vieron por crear una condiciòn de vida para ellos, una experiencia donde varios vidas fueron solo abandonadas, ya ni siquiera los cuerpos que siguen hasta dia de hoy sepultados.

En dia de hoy vemos un ejemplo de esto, de uniòn, de una preocupaciòn ante todo por la vida humana. En este instante cualquier intento de obtener un beneficio polìtico de este hecho por parte del presidente Sebastiàn Piñera me parece irrelevante, desde un principio se mostrò la actitud a tomar llegando a la mina San Josè, ¿Que si el tomò protagonismo? Pues claro, para eso se eliguen a los lideres para dar la cara y para mostrar energia ante los instancias responsables para actuar. La popularidad del hombre terminò muy pobre despuès del desastre el terremoto, que si se presentò como una oportunidad para aumentar su popularidad no importa, mientras hoy, desde la capsula Fènix (nunca antes mejor designado un nombre) puedan volver a nacer 33 mineros que se sintieron perdidos y que el mundo los dio por muertos.

Hoy me alegra mucho este evento, aun con todo el espectaculo televisivo en lo que se ha convertido, pero ahora nos tocò ver un momento de èxito, no solo de la capacidad del humano para sobrevivir ante adversidades tan marcadas, sino tambièn un milagro, de la ingenieria y de la psicologìa humana. Cuando vi salir a Florencio Àvalos y como saludo a sus rescatistas y despues, totalmente conmovido abrazò a su hijo. Felicito a chile y en general a esta generaciòn por tener tambièn nuestra historia de èxito en el recate, una historia de supervivencia como en su tiempo lo fuè el Apolo para otras generaciones.

Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲