Dia de San Valentin, mi mejor regalo para ti para el amor y la amistad

 
¿Un regalo? Ostentoso, que demuestre el sentimiento, que te arranque la sonrisa al contemplarlo y con su brillo te recuerde todo el tiempo el cariño y la ilusión al tú portarlo, es la forma mas correcta de mostrarte, de ofrecerte lo que en mi tu ser provoca, quiza admiración de un alma tan noble, quizás el deseo de agradar mujer tan sensible. Pero dime linda si es suficiente el brillo y el lujo de tan valiosa joya, que penda en tu cuello que adorne tus manos, que luzca en tu cuerpo ceñido en tus formas.

Sabes muy bien lo que en mi despiertas, un gozo creciente mientras mas sonries, y es que simplemente con ver un instante, descubro que opacas lo que orgulloso compre, por mas caro y fino lo adorne y lo pula, siempre palidece ante tu bello rostro, no se explicarlo no soy asertivo, a veces palabras se traban, se pierden. pero una cosa clara me ha quedado ahora y es que tus risas y tus lindos gestos valen mas que miles, millones de joyas, imposible se vuelve ponerles un precio.

Asi impotente, deslumbrado ante tu sombra estiro mi mano a sentir tu contacto, me invade la dicha, se desata un encanto, me privo de acciones y de mi voz nerviosa, me atrapas, seduces e incluso me atas, robas en instantes lo mejor de mi, aquellos pensamientos que se perdian en tonterias, se atropellan y enfocan en tu alma gentil. Incapaz de oponerme me transporto entre nubes, aquellas en las que la melodia de tu voz parece embaucarme, no se hacer mas que ante ti desnudarme, mostrando mi ser buscando gustarte, sin temor te clamo que estoy en tus manos, que en cierta medida de tu amor depende, acciones y sucesos, los mas arriesgados, no importan los hechos mientras mas me acerque. 

Sin dudarlo admito que me agobia la duda, de cual sea el presente digno de tal princesa, no puedo ofrecerte lujos de realeza, mas si aun pudiera serìa insuficiente. En la duda inmensa me senti impotente, si incluso el brillo de perlas considero injusto, y pensando en nosotros, lo que vivimos juntos, creo al fin encontrar mi mejor regalo, aquel que se vuelva el lujoso diamante. Siento que tu y yo somos diferentes, pues ante la gente parecemos raros, reimos, hablamos, bromeamos, lloramos, sin embargo siempre sientiendonos complices. Si en verdad tu abrigas las mismas emociones, si el dia de hoy tu afecto vibra al mismo son, aquel que orquestando feliz y contento te canta temblando mi feliz corazòn. Confio en ti provoque esa misma angustia, que igual te preguntes lo que mas adoro, si igual que yo ingenua piensas que en un gesto, se encierra el conjuro con que te enamoro.


Quedate hoy linda con lo mas sutil, con lo mas inocente ofrece mi alma, la dulce sonrisa que tu presencia arranca, al soñarnos juntos en aquella playa.



Comèntame aquì

Buscar este blog

Cargando...

Comentarios recientes

 
▲ TOPO ▲